May 29, 2020 Last Updated 2:45 PM, May 26, 2020

EL PATRICIO LIBERAL

El noble corazón de un gran hombre, como lo fue en vida, Crispín Villazón de Armas, dejo de latir, para poner término al periplo vital de un gran patricio liberal, de un gran servidor público, de un incansable luchador, del insomne defensor de los pequeños caficultores y patriarca de Pueblo Bello,

que era como la niña de sus ojos. Sus amigos ahora nos veremos privados de sus sabios consejos y orientaciones, siempre oportunos y perspicaces. Crispín fue un auténtico fruto de su tierra; él era tan cesarense como las cristalinas aguas de rio Guatapurí y como la flor del cañaguate.

Jurista ponderado y acucioso, fogoso orador y aquilatado intelectual , se desempeñó con igual diligencia e idoneidad como concejal y alcalde de Valledupar, su terruño querido, Representante a la Cámara, Senador de la República y Secretario General del Senado, Embajador, Ministro de Estado y le cupo en suerte ser uno de los principales gestores de la creación del Departamento del Cesar. Él hizo parte de esa pléyade de líderes esclarecidos que partieron desde la provincia y sin desprenderse de ella han alcanzado un sitial de importancia y proyección nacional. Crispín Villazón de Armas en vida, tempranamente, pasó a hacer parte de esa galería de hombres ilustres, íntegros y probos, honra y prez de nuestra región. Él, sin ufanarse ni vanagloriarse de ello, siempre se codeó e interactuó de tú a tú con los más reconocidos dirigentes nacionales, se hizo respetar y nunca se dejó ningunear. Ese era Crispín. 
Apesadumbrados tenemos que lamentar su partida, pues deja un gran vacío, bien difícil de llenar, su ausencia se va a hacer sentir en todos los rincones del Magdalena grande, que le era entrañable y objeto de sus desvelos y preocupaciones. Pero Crispín se nos va con la satisfacción del deber cumplido, dejando tras de sí toda una estela de obras benéficas y realizaciones a favor de su pueblo, al que sirvió sin límites y sin cálculos mezquinos, porque él ante todo fue un hombre servicial, siempre presto a extenderle la mano para aproximarla a quien requería de sus buenos oficios. Siempre, con su sonrisa a flor de labios, amigo de sus amigos, en su corazón grande y generoso había cabida para todos y lo recordaremos, cómo no, con sus brazos abiertos para recibirnos, porque él pocas veces saludaba de mano, solía hacerlo con un estrecho y cálido abrazo.
José Martí, el apóstol de la democracia nos enseñó que “la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida” y este es el caso de Crispín, pues él nada dejó iniciado porque toda empresa que emprendía, por ardua que fuera, la continuaba con tesón y perseverancia hasta concluirla, porque él no era hombre de medias tintas, era rotundo y concluyente, ese era su talante. 
Como nos lo recuerda el gran Savater, uno “siempre trata de ensanchar la finitud angosta de la vida, para rebajar cuanto podamos la anchura agobiante de la muerte", pero esta llega sin remedio, qué le vamos a hacer. Como cristianos, como creyentes, que él también lo fue, nos reconforta saber que quien cree en Dios no morirá para siempre y que quien comparte con Cristo la muerte abriga la firme esperanza de compartir también con él la resurrección. Paz en su tumba.

Bogotá, junio 5 de 2015
www.fnd.org.co

 

ROMA LOCUTA

HACIA UN NUEVO PARADIGMA

Colombia fue pionera en Latinoamérica al consagrar en su Constitución Política el principio del desarrollo sostenible y al crear el Ministerio de Ambiente, como cabeza visible del Sistema Nacional Ambiental (SINA), a través de Lay 99 de 1993, que ya cumple 22 años de expedida. A través de la misma se les dio un giro y otro perfil a las corporaciones autónomas regionales, que a partir de entonces hacen parte del SINA.

Me cupo en suerte ser uno de los ponentes de esta Ley a través de la Comisión V del Senado, lo cual me llevó a hacer algunas reflexiones que quiero compartir con ustedes a propósito del clima y el agua, que son los temas que nos ocupan en esta jornada de trabajo que realizaremos el día de hoy.
Como se recordará entre 1992 y 1993 el país padeció 14 largos meses de racionamiento del servicio de energía eléctrica a consecuencia del fenómeno del Niño. Pues bien, me correspondió coordinar la Comisión congresional que analizó las causas y determinó los responsables del “apagón”, como se le denominó desde entonces. Y pudimos establecer que la principal causa del colapso del sistema eléctrico había radicado en la subestimación del costo del racionamiento y esta a su vez se atribuía al hecho de partir de la falacia de que el agua tenía costo cero. 
Me atreví a cuestionarla con mi tesis, considerada para entonces una herejía, en el sentido de que el agua había dejado de ser un bien libre para convertirse en un bien económico y fui más lejos al aventurar la afirmación de que el agua había dejado de ser un recurso renovable por cuenta del cambio climático. De allí nació mi iniciativa, contemplada en dicha Ley (parágrafo del artículo 43), que obliga a invertir el 1% del valor de todo proyecto que conlleve el uso del agua en la preservación, conservación y recuperación de la cuenca hidrográfica de la cual se sirve.

EL CAMBIO Y LA VARIABILIDAD CLIMÁTICA

Desde aquel entonces Colombia ha padecido la recurrencia y la alternancia de dos fenómenos extremos, producto del cambio y la variabilidad climática: el fenómeno del Niño, con su prolongada sequía y el de la Niña, con sus lluvias torrenciales. Una de sus características es la mayor frecuencia con la que se presentan tales fenómenos y su mayor intensidad. Entre 1950 y 2007 los desastres asociados con las olas invernales se incrementaron 16.1% y aquellos asociados con la baja pluviosidad se multiplicaron 2.2 veces. Colombia, según las Naciones Unidas, es el tercer país más vulnerable frente a tales fenómenos, razón por la cual se impone la necesidad de gestionar la reducción de los riesgos y los impactos que ellos comportan, así como para la adaptación a esta nueva realidad. Bien dijo Charles Darwin, que los sobrevivientes no serán los más inteligentes y capaces sino aquellos que se adapten mejor y más rápidamente, añadiría yo, al cambio. 
El Panel de expertos de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (IPCC), creado en 1998, llegó a dos conclusiones que son fundamentales: la primera, que existe una gran correlación entre las concentraciones de CO2 en la atmósfera y la temperatura global y la segunda, que la causa principal de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) es antropogénica, es decir, se debe a las actividades humanas. Se trata del “antropocentrismo despótico que se desentiende de las demás criaturas”, que delata el Papa Francisco en su Encíclica Laudato Di. 
Actualmente las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que se concentran en la atmósfera, causante del calentamiento global, crecen a un ritmo endiablado del 2.2% anual. De acuerdo con las cifras del IPCC las concentraciones de CO2 ha llegado “a niveles sin precedentes en al menos 800 mil años”(¡!), lo cual no deja de ser alarmante. Ello explica el aumento con respecto a la era preindustrial de 0.85 grados de la temperatura a nivel global y aterroriza que pueda elevarse hasta los 2 grados antes de finalizar este siglo, que harían inhabitable el Planeta tierra. Y pensar que, como dice Rajendra Pachauri, Presidente del Panel de expertos de las Naciones Unidas, “no hay Plan B porque no hay otro planeta” habitable por el ser humano, por lo menos por ahora. Lo dijo el Sumo Pontífice: “la humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilos de vida, de producción y de consumo, para combatir el calentamiento del sistema climático”. 
Las consecuencias del calentamiento global no se hacen esperar, en el caso de Colombia, según el IDEAM, los glaciares que aún subsisten tienen sus días contados; para el 2030, que está a la vuelta de la esquina, habrán desaparecido los últimos 6 nevados que nos quedan, nuestra Sierra Nevada de santa Marta, una de las maravillas de la naturaleza, declarada Patrimonio de la Biósfera por parte de la UNESCO, muy pronto dejará de ser nevada. De hecho, recientemente un grupo de científicos descubrió aterrado una laguna que se había formado por el deshielo en el Parque Natural de los Nevados que cubre los departamentos de Tolima y Caldas, a 4.900 metros sobre el nivel del mar. Así de catastrófico es el panorama que se vislumbra, sino detenemos esta carrera alocada de depredación.

EL DRAMA DE LA CARENCIA DE AGUA POTABLE
Una de las afectaciones mayores del cambio y la variabilidad climática, así como el calentamiento global es sobre la disponibilidad de agua potable, al punto que se ha llegado a afirmar que las guerras del futuro no serán por el control de los yacimientos de petróleo sino por el control de las fuentes y depósitos de agua. Colombia no ha escapado al sombrío panorama que delatan las estadísticas a escala mundial y hasta hace muy poco acusaba una gran precariedad en el abastecimiento de agua potable. Casi ninguno de sus municipios menores, que representan más del 80%, contaba con plantas de tratamiento para potabilizar el agua para consumo humano en 2007. Precisamente la décima Meta de los Objetivos del Milenio, al que se comprometió Colombia, era reducir para este año en un 50% el porcentaje de personas que carezcan de acceso sostenible al agua potable. A Colombia, desafortunadamente, no le alcanzó el tiempo para lograrlo y aunque, como lo reconoció Fabrizio Hochschild, Coordinador residente de la ONU, “avanza en la dirección correcta, pero no a la velocidad necesaria”. Las mayores carencias se presentan en el campo, en donde según el Instituto Nacional de Salud (INAS) sólo 900 mil personas de las 11´700.000 que lo habitan tienen acceso a agua en condiciones aceptables para el consumo humano. 
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen más de 25 enfermedades que están asociadas al consumo de agua cruda, no tratada, tomada directamente de la fuente. En el caso particular de Colombia al menos 25 de las enfermedades más frecuentes atribuibles a esta causa, según el Instituto Nacional de Salud (INS) son la hepatitis B, la fiebre tofoidea y diarrea aguda. Esta última provocó la defunción temprana de 117 niños menores de 5 años en 2013. 
El caso de La guajira es, además de patético, dramático, especialmente para la población indígena asentada en la Alta guajira, la cual está abocada a una verdadera tragedia humanitaria. Por fortuna el Gobierno Nacional, a través de la Dirección Nacional de Gestión de riesgo (DNGRD) y los gobiernos departamental y municipal, así como el sector privado, han aunado esfuerzos para conjurarla. Desde la propia Presidencia de la República, bajo la coordinación de la Ministra Consejera de la Presidencia María Lorena Gutiérrez y el Director para las regiones Iván Mustafá, se están articulando las acciones de los distintos actores y se está trabajando en un Pacto por el agua en La guajira, cuyos detalles conoceremos esta tarde. 
A mi paso por el Ministerio de Minas, Energía e Hidrocarburos, pude constatar la paradoja de cómo La guajira, que padece por falta de aguas superficiarias, posee en el subsuelo una riqueza enorme de aguas subterráneas que nunca me imaginé. De la mano del servicio Geológico Colombiano (SGC) y de su Director Oscar Paredes, en conjunto con CORPOGUAJIRA, nos dimos a la tarea de aprovecharla, dando un paso histórico, de la perforación de pozos exploratorios a la perforación de pozos en desarrollo, que se están perforando masivamente el Departamento para ponerlos al servicio de las sedientas comunidades. Aquí nació una nueva Política pública de Gestión integral de las aguas subterráneas en Colombia, que constituyen el 72% de la su oferta hídrica. 
No pudo ser más oportuno el llamado del Santo Padre, en momentos en que la Comunidad internacional se apresta a concurrir en diciembre de este año a París, en donde tendrá lugar la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCCC). Su llamado no puede ser más pertinente: “de todos modos, si en algunos casos el desarrollo sostenible implicará nuevas formas de crecer, en otros casos, frente al crecimiento voraz e irresponsable que se produjo durante muchas décadas, hay que pensar también en detener un poco la marcha, en poner algunos límites racionales e incluso en volver atrás antes que sea tarde…En este tema los términos medios son sólo una pequeña demora en el derrumbe. Simplemente se trata de redefinir el progreso”. Como se solía decir antiguamente, en frase atribuida a San Agustín de Hipona, Roma locuta, causa finita: Roma ha hablado, el caso está cerrado!


Riohacha, junio 30 de 2015
www.fnd.org.co

SANTA MARTA: PUJANTE Y PROGRESISTA

Si Barranquilla fue considerada en su momento estelar, que ahora vuelve, como La puerta de oro de Colombia, la Santa Marta de hoy puede catalogarse como La venta de oro, con vista hacia el Caribe inmenso. Santa Marta es la tercera urbe en importancia en el Caribe colombiano, después de Barranquilla y Cartagena y conforma con estas una triada, caracterizada por el mayor dinamismo económico a nivel regional en el país.

Read more

¡HACE 40 AÑOS!

“El arte es largo y la vida es breve”

Ortega y Gasset

Parece que fue ayer, el día 20 de agosto de 1975, hace 40 años (¡!) cuando me inicié formalmente en la docencia universitaria, en la Universidad de Antioquia, nuestra Alma Mater de la raza, como dice su himno, “invicta en su fecundidad”.

Read more

EL DESEQUILIBRIO DE PODERES

El inveterado centralismo en Colombia hunde sus raíces en la regeneración de Rafael Núñez en el siglo XIX, una vez derrotado el radicalismo liberal en memorable batalla en el curso de una de las tantas guerras civiles que asolaron a Colombia por aquellas calendas.

Read more

COMUNICADO O88

POR SER UN HECHO DE NOTORIEDAD PÚBLICA, ME PERMITO HACER CLARIDAD SOBRE LA ESPECIE QUE SE HA VENIDO PROPLANDO A TRAVÉS DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE QUE NO SE INVITARON A LA CUMBRE A LOS MINISTROS DE VIVIENDA, CIUDAD Y TERRITORIO Y DE TRANSPORTES, ASÍ COMO AL SEÑOR VICEPRESIDENTE DE LA REPUBLICA, GERMAN VARGAS.

ME PERMITO REITERAR QUE TODOS Y TODAS LOS MINISTROS Y MINISTRAS QUE INTEGRAN EL GABINETE DEL SEÑOR PRESIDENTE SANTOS FUERON INVITADOS.

TAMBIEN FUERON INVITADOS EL SEÑOR VICEPRESIDENTE Y SU SEÑORA ESPOSA Y HASTA ÚLTIMA HORA LE TUVIMOS RESERVADO UN ESPACIO PARA SU INTERVENCIÓN, A LA ESPERA DE SU CONFIRMACIÓN QUE NUNCA RECIBIMOS.

EN CUANTO A LA AGENDA DE LA CUMBRE, COMO YA LOS DIJIMOS, LA MISMA FUE OBJETO DE CONSULTA, TANTO CON LOS MINISTROS Y MINISTRAS A QUIENES LES ANEXAMOS A SU INVITACION EL BORRADOR DE LA MISMA PARA SUS OBSERVACIONES Y AJUSTES, HASTA LLEGAR A LA VERSION DEFINITIVA DE LA APRETADA AGENDA QUE HEMOS DESARROLLADO, LO QUE DESDE LUEGO, POR LIMITACIONES DE TIEMPO Y ESPACIO, NO CUBRE TODOS LOS TEMAS DE INTERES PARA LOS SEÑORES GOBERNADORES.

EN SUMA, ES FALSO DE TODA FALSEDAD QUE POR PARTE DE LA FEDERACIÓN SE HAYA EXCLUIDO O DISCRIMINADO A CIERTOS MINISTROS Y MUCHO MENOS AL SEÑOR VICEPRESIDENTE.

AMYLKAR D. ACOSTA MEDINA
DIRECTOR EJECUTIVO
FEDERACIÓN NACIONAL DE DEPARTAMENTOS

VILLAVICENCIO, NOVIEMBRE 13 DE 2015

PALABRAS DEL PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS EN LA LXXXI CUMBRE DE GOBERNADORES

Hay una palabra muy especial. A mi preguntan ¿cuál es la palabra más linda que usted conoce? Y yo la tengo muy bien definida, es una palabra no en español sino en portugués, dice la palabra es saudades. 

 

¿Qué quiere decir saudades? En español no existe una palabra exacta, es una combinación de sentimientos, saudades combina los buenos recuerdos con la nostalgia, un poco de tristeza pero al mismo tiempo alegría, es una palabra como mágica.

 

Pero que describe muy bien lo que estoy sintiendo yo en este momento, estoy sintiendo esos saudades al ver a todos estos compañeros y compañeras de trabajo, los gobernadores y gobernadoras que durante los últimos 4 años hemos trabajado juntos en las duras y las maduras y hemos producido muchos resultados y que ahora por esas reglas inexorables de la democracia pues les toca entregar el poder a los gobernadores y gobernadoras entrantes.

 

Y yo por eso quiero comenzar agradeciéndoles de todo corazón a todos los gobernadores a todas las gobernadoras, porque el trabajo de ustedes, lo que hicimos ha sido algo que yo no bajaría de calificarlo de extraordinario. Todos ustedes pueden irse a sus casas el 1° de enero con esa inmensa satisfacción que debe sentir todo servidor público después de haber hecho un buen trabajo, la satisfacción del deber cumplido.

 

Y por eso los quiero felicitar y les quiero agradecer.

 

Porque realmente en estos últimos cuatro años se han hecho muchísimas cosas revolucionarias que en cierta forma le han cambiado el rumbo al país y para bien.

 

Comencemos con esa gran reforma a las regalías que yo sé que algunos departamentos se sintieron afectados y con razón.

 

Pero en términos generales es una reforma que cambio mucho el camino que llevábamos en materia de inversión, en materia de desarrollo.

 

Ese manejo de las regalías, un monitor constante ha sido el gobernador y anfitrión Alan Jara (del Meta), que con razón nos decía, se está demorando mucho, este procedimiento es ineficiente, y como esa reforma fue una reforma muy novedosa, muy audaz y totalmente nueva, pues teníamos en cierta forma que hacer camino al andar e ir calibrando e ir mejorando; todavía queda, como usted lo menciona Alan, un espacio para mejorar, pero el resultado desea reforma y los recursos que se han venido invirtiendo a través de esos Ocap hoy está siendo señalado por los analistas por los expertos en desarrollo como un verdadero ejemplo.

 

Tuvimos una reunión, un evento hace un par de días que organizó la Ocde que es ese club de países con las mejores prácticas del mundo al cual aspiramos ingresar, ojalá el año entrante el Banco Mundial, el BID, haciendo un análisis sobre el efecto que han tenido las regalías en el desarrollo del país, en el desarrollo de las regiones después de la gran reforma.

 

Y la verdad es que el balance es ampliamente positivo, no solamente por los proyectos que se hicieron si no por el impacto que tuvieron y que están teniendo y que van a tener en el desarrollo del país, en los indicadores sociales, en el crecimiento económico.

 

El análisis fue realmente satisfactorio y estimulante para poder seguir con ese espíritu de concertación que yo siempre he defendido en público.

 

Yo creo que concertar, coordinar, siempre es mejor que enfrentar, que dividir, porque la división lo que hace es polarizar y estancar. Mire lo que sucede en los países que están polarizados políticamente, esa polarización impide que se tomen decisiones, y esa falta de decisiones impide que progrese.

 

Por eso yo reitero que una de las grandes virtudes con la democracia y todas sus imperfecciones, porque como decía ese gran líder Winston Churchill: la democracia es el peor de todos los sistemas pero excluyendo todos los demás.

 

La democracia tiene muchas imperfecciones, hay que tener mucha paciencia, muchas veces produce resultados negativos, pero es su mejor sistema. Y dentro de la democracia el espíritu de concertación es fundamental.

 

Y concertar con los gobiernos departamentales, con los gobiernos municipales, con las instancias de los poderes públicos, con el poder legislativo, con el poder judicial, es una condición necesarísima para que las democracias puedan dar resultados.

 

Por eso el trabajo que hicimos con los gobernadores, me complació tanto y por eso creo que podemos y ya tenemos los resultados a la vista, podemos ya mostrar esos resultados.

 

Y yo espero seguir exactamente con la misma tónica, con los gobernadores y gobernadores entrantes, porque lo que funciona bien, lo que da resultados, pues no se debe modificar. Lógicamente que siempre hay margen para ir mejorando, para ir corrigiendo, pero cuando va uno en el camino correcto ese es el camino que tiene que continuar.

 

Una de las razones por las cuales, países como Colombia y América Latina, muchas veces, no obtuvieron el resultado y el desarrollo que han debido obtener, precisamente, porque cada gobierno que entraba, cada mandatario que entraba, sea nacional o local, cambiaba todo lo que venía de atrás simplemente por hacerse el original. Y eso lo que hacía en el largo plazo era, parar el desarrollo.

 

Ahora tuvimos con los gobernadores salientes unas circunstancias muy favorables. La reforma a las regalías se hizo en un momento de bonanza minero-energética, con precios de petróleo por encima de los 100 dólares, con el precio de los productos básicos, de la minería, por las nubes.

 

Y eso nos dio unos recursos, unos recursos muy importantes que hicimos todo lo posible y todo lo necesario para que invirtieran de la mejor forma posible. Y por eso, creo que los gobernadores salientes pueden decir con orgullo, y lo digo yo también con mucho orgullo, que no creo que en ninguno de los departamentos, creo que ninguno, puede decir que en toda su historia se hicieron más inversiones.

 

Yo veo los gobernadores que están sentados en la primera fila: Gobernador del Atlántico, Segebre, cuándo el Atlántico había recibido más recursos que en los últimos cuatro años.

 

Gobernador Richard Aguilar, cuándo Santander había recibido tantos recursos en toda su historia.

 

Mi Gobernadora ‘novia’, de San Andrés, Aury Guerrero, cuándo San Andrés había recibido tantos recursos.

 

Temístocles, usted es el del Cauca, ayer lo decía en forma muy sentida que le agradecí de corazón, lo mismo Raúl Delgado, en Nariño.

 

Y puedo seguir.

 

En el Chocó, ayer también hacíamos el balance. El Plan Pacífico. El Chocó nunca había recibido tantos recursos. Y eso es muy satisfactorio y sobre todo, ver que los recursos se invirtieron bien a través de mecanismos de concertación, de mecanismos de vigilancia, y que los recursos que no solamente venían de las regalías, recursos también, la parte importantísima del presupuesto nacional.

 

La situación cambió y eso es una realidad. Se nos desplomó el precio del petróleo, se desplomaron los precios de los productos básicos del oro, de la minería y las regalías se disminuyeron sustancialmente. Y el presupuesto de la nación también tuvo que ajustarse a esta dura realidad.

 

Miren ustedes el tipo de ajuste que nos ha tocado hacer. En el año 2013, el 20 por ciento de los ingresos de la nación venían del sector petrolero, 20 por ciento. Ha sido tal la magnitud del ajuste, que para el año entrante en el presupuesto que nos aprobó el Congreso de la República, ese 20 por ciento, tuvimos que ajustarlo al 2 por ciento.

 

Un ajuste de esa magnitud en tan poco tiempo es doloroso. Pero tenemos que hacerlo y tuvimos que hacerlo para preservar algo fundamental en el largo plazo para la economía colombiana, y es la confianza.

 

La confianza de los mercados, la confianza de los inversionistas, nosotros con mucho esfuerzo, porque ese ha sido uno de los parámetros fundamentales en toda nuestra política, logramos generar una especie de círculo virtuoso, una economía con credibilidad fiscalmente responsable.

 

Inclusive, la primera reforma constitucional que yo presenté al Congreso de la República fue una reforma donde la responsabilidad fiscal se convirtiera en una especie de derecho fundamental que también había que tener en cuenta en todas las decisiones del Estado, porque cuando hay crisis económicas, cuando hay crisis financieras, lo primero que se vulneran son los derechos de los ciudadanos porque hay que recortar el presupuesto de la salud, el presupuesto de la educación, el presupuesto de la justicia.

 

Por eso evitar ese tipo de crisis se debe convertir en una constitución garantista como la nuestra en una prioridad.

 

Entonces nosotros logramos generar esa credibilidad a través de un manejo responsable, eso nos mejoró las calificaciones de nuestros bonos soberanos, eso bajó el costo del crédito, eso estimuló en inversión como nunca antes. Eso produjo mayor crecimiento, ese mayor crecimiento produjo más recursos por ser inversión social y eso genera más crecimiento.

 

Ese círculo virtuoso tenemos que defenderlo a capa y espada, donde nos desviemos de ese círculo, donde nos descarrilemos, entonces todos vamos a sufrir.

 

Por eso la forma cómo reaccionamos ante esa coyuntura internacional, por fortuna ha sido muy bien recibida por todos los analistas, todos los mercados. Colombia hizo lo correcto en el momento oportuno, y por eso nos mantuvimos con las calificaciones mientras a los demás países se les hacían bajando, y por eso nos hemos mantenido con la camiseta amarilla en materia de crecimiento y de resultados sociales de toda la región de América Latina.

 

Fíjense ustedes, solamente, los pronósticos para crecimiento de este año. Mientras Colombia va a crecer más del 3 por ciento, 3 o más por ciento, nuestros vecinos. Ecuador ya está en recesión, ¿qué quiere decir que está en recesión? Cuatro trimestres con crecimientos negativos. Brasil, crecimiento negativo. Venezuela ni se diga, el crecimiento negativo es del más del 10 por ciento. El promedio de América Latina va a ser del 0.2, 0.3 por ciento, o sea que nosotros vamos a crecer 6, 7 veces por encima del promedio, mucho menos de lo que crecimos el año anterior, pero mucho más que el resto de los países.

 

¿Por qué? Porque hemos mantenido esa disciplina y esas políticas que mantienen esa confianza en la economía. Y dentro de ese orden de ideas, pues no ha tocado recortar los presupuestos.

 

Por eso los gobernadores entrantes, llegan en un momento desafortunado, se lo digo con toda la sinceridad, el año más difícil que tenemos previsto en los próximos años, el más difícil de todos, va a ser el año entrante, el año 2016. Ahí es cuando el déficit fiscal llega a su tope, es decir, va a ser el más grande permite con la regla fiscal a la cual estamos obligados por ley, y a partir de ese momento, la situación debe mejorar para el 2017, para el 2018, de ahí en adelante.

 

El año entrante va a ser difícil, no quiere decir que no tengamos recursos, no tenemos recursos. Pero no tenemos los recursos que tuvimos al comienzo de las administraciones que hoy están entregando el poder, y ¿qué tenemos que hacer en esas circunstancias?, y ese es mi mensaje para los gobernadores entrantes.

 

El arte del buen gobierno. Ustedes saben que yo he sido obsesivo con los principios del buen gobierno para que los países puedan desarrollarse mejor, el arte del buen gobierno tiene muchos capítulos, pero uno de ellos es que aparte de la concertación, es muy importante tener claro las prioridades y tener claro que es lo que uno quiere hacer al final, qué quiere conseguir.

 

Eso es como en la vida, el que no sabe para dónde va, pues nunca llega. El que tiene un puerto de destino, hay una frase muy linda que yo utilizo mucho: para quien no tiene puerto de destino, todos los vientos son desfavorables; en sentido contrario para quien tiene un puerto de destino claro, no importa si son las tormentas, si son los huracanes, uno usa los vientos para llegar a esa puerto de destino.

 

En el arte de gobernar es igual, tiene que tener uno claro sus prioridades, qué quiere uno hacer y todas las decisiones que se toman tienen que estar en consonancia con esos objetivos.

 

Por eso mi primera petición a los gobernadores es que hagamos un esfuerzo de concertación en sus planes de desarrollo, para que sean compatibles con el Plan de Desarrollo del Gobierno Nacional, que ustedes lo conocen bien, que por primera vez, precisamente para que tuviera más en cuenta el sentido, las necesidades de las regiones, se hizo con un proceso de consulta de abajo hacia arriba.

 

El Director de Planeación (Simón Gaviria) se fue por todos los departamentos, concertando con las comunidades, con los gobernadores, con los alcaldes, cuáles son las prioridades para poder incluir en el Plan de Desarrollo Nacional el sentir en ese sentido de las regiones para hacerlo compatible con los objetivos del Gobierno.

 

Y de la misma forma es imperativo que los planes de desarrollo de las gobernaciones, a partir del año entrante cuando en las asambleas aprueben estos planes de desarrollo, sean compatibles con el Plan de Desarrollo Nacional.

 

Uno de los graves problemas que teníamos nosotros en el país era precisamente era que los gobernadores iban por un lado y el Gobierno Nacional iba por el otro, entonces ninguna de olas inversiones se complementaba, no se apalancaban los recursos, y por eso los recursos no rendían.

 

Cuando están todos alienados los recursos pueden rendir muchos más, inclusive, el concepto del contrato plan. Nosotros firmamos varios contratos planes con varios de los gobernadores, tiene precisamente ese sentido de acordar unos objetivos, unos proyectos de largo plazo que no importa quien entre, tiene que respetar para que haya continuidad y se logren los objetivos.

 

Entonces de esa forma lo que les pediría es que hagamos un esfuerzo de concertación, nosotros estaríamos listos a ayudarles en esa formulación del Plan de Desarrollo para hacerlo compatible.

 

Y luego tenemos que sentarnos a priorizar las inversiones y los proyectos con los criterios que escojamos, los criterios del Gobierno Nacional, están claros, ustedes saben que yo quiero un país en paz, un país con más equidad, un país con mejor educación.

 

Y todas las decisiones del Gobierno cuando discutimos en el Consejo de Ministros o en cualquier otra instancia, tienen que ser compatibles con esa visión que yo quiero para mi país.

 

Y de esa forma, por ejemplo, entra un proyecto y yo le pregunto inmediatamente a quien lo presenta, sea el Ministro de Minas o el Ministro de Agricultura o el Director de Planeación el impacto de ese proyecto en el empleo, el impacto de ese proyecto en la reducción de la pobreza, el impacto de ese proyecto en materia de pobreza extrema o de competitividad.

 

Y así uno tiene unos criterios claros sobre qué proyecto debe priorizar sobre qué otro proyecto.

 

Entonces la segunda solicitud y oferta que les hago es sentemos a priorizar los proyectos de cada departamento, al no haber plata para todos, entonces escojamos los que más beneficios tengan para el departamento y que al mismo tiempo más aporten a esos grandes objetivos que escogemos de común acuerdo para poder lograr durante las administraciones de ustedes, los gobernadores entrantes, y que sean compatibles con el Gobierno Nacional.

 

Y esas decisiones las voy a tomar yo, las va a tomar la Presidencia de la República, entonces cualquier decisión de esas que estoy seguro que ustedes irán los ministerios y a la Vicepresidencia, y entonces van a querer que allá les aprueben los proyectos.

 

Posiblemente allá les pueden decir, tendrá mi visto bueno o yo apoyo eso, pero las decisiones de priorizar los recursos, de que proyectos van o de que proyectos no van los toma el Presidente de la República, porque es que el Presidente es que tiene la chequera, y es que así funciona el sistema presidencial para que no exista ningún equivoco les digo, los vamos a poder establecer gobernadores y la Presidencia de la República y por supuesto que los ministros también.

 

Los ministros y el Vicepresidente (Germán Vargas) podrán concurrir con toda la buena disposición, porque es que todos somos un equipo. Yo les digo, todos somos un equipo.

 

La obra doctor Alan Jara, que vamos a hacer en la doble calzada, el tramo que inauguramos es producto del Gobierno de Juan Manuel Santos Calderón.

 

Y que los ministros lógicamente saquen pecho y que los gobernadores también saquen pecho, eso me encanta pero hay que establecer de dónde viene y quién aprueba, y al fin y al cabo quién está haciendo las cosas.

 

He escuchado con mucha atención, ya estoy enterado de los dos problemas: el tema de la salud y el tema del plan de alimentación escolar. Sé que aquí estuvo el Ministro de Salud, el día de ayer, ese tema créanme que lo vamos a ir resolviendo. Lo que se ha hecho el país todavía no lo conoce, ha sido muchísimo, pero sabemos y somos los primeros en ser conscientes que nos falta todavía mucho por hacer pero ahí también vamos en la dirección correcta.

 

En lo del programa de alimentación escolar ya me enteré de esa solicitud de ustedes ya di las instrucciones al Ministro de Hacienda y a la Ministra de Educación, que se reúnan con ustedes, con una delegación de ustedes, con el doctor Amylkar, y me resuelvan ese problema en los próximos diez días, porque tenemos que resolverlo.

 

Ahí les pediría un favor también, para que seamos realistas y seamos conscientes.

 

En esos programas se ha acumulado mucha corrupción, muchísima corrupción, donde uno me dio escarba encuentra cosas muy malas, entonces aprovechemos esto con los gobernadores entrantes para poder hacer un programa que nos permita alimentar a los niños con menos recursos, porque realmente es vergonzoso cuando uno va y examina qué le están dando a un niño y cuánto está costando eso, a uno le da rabia, esto no hay derecho, cómo así que están cobrando semejante cantidad de plata para darle esta alimentación tan precaria.

 

Entonces aprovechemos.

 

A mí se me ha ocurrido que podemos aprovechar esa entidad nueva que nosotros creamos, precisamente para combatir la corrupción, que se llama Colombia compra eficiente, ya nos hemos ahorrado, cuánto María Lorena, más de 800 mil millones de pesos, simplemente estandarizando los términos de ciertas licitaciones, simplemente homologando los proveedores para que cualquier persona del Gobierno, del Estado que vaya a comprar, por ejemplo, un computador, pues hay unos oferentes que compiten que están en la lista, bien pueden comprar de este precio, o a este precio. Ahí se evita que de pronto ese computador que vale 20 pesos resulte de pronto comprado a 100 pesos.

 

Entonces este tipo de medidas han funcionado muy bien, nos lo copiamos de Chile, es un sistema que yo fui a ver a Chile me pareció maravilloso y ha sido muy efectivo.

 

Y por eso les propongo que nos sentemos gobernadores entrantes y podamos hacer algún tipo de homologación de los contratos con los ejecutores de la alimentación de nuestros niños, para que nuestros niños queden mucho mejor alimentado y no nos cuesten tanto. Ese es un tema muy importante.

 

Por otro lado, quiero agradecerles de corazón a los gobernadores salientes ya los entrantes esa declaración que usted acaba de leer mi querido Alan Jara, si hay alguien en este recinto que sienta la necesidad de la paz en el fondo de su corazón es este gobernador que estuvo secuestrado ¿Cuánto tiempo? 7 años, 7 meses.

 

Ustedes póngase a pensar, fueron 7 años 7 mese secuestrado allá en la selva, en esas condiciones.

 

Por eso que cosa tan maravillosa que una persona que ha sufrido tanto, que ha sido víctima con ese sufrimiento y ese dolor, sea hoy un total abanderado del perdón de la reconciliación y de la paz.

 

Eso es lo que a mí me preguntan ¿oiga Presidente, a usted no le ha dado a veces ganas de tirar la toalla en este proceso, le dan palo por aquí, le dan palo por allá y lo acusan de X, lo acusan de Y?

 

No, hacer la paz es muy difícil, hacer la guerra es mucho más fácil.

 

Y yo la hice, la hice con mucha efectividad. Usted lo saben señores generales, lo hice con mucha efectividad, y liderar un país en guerra es fácil, porque simplemente uno allá está el enemigo y el país todo se recoge alrededor de uno para derrotar al enemigo.

 

En cambio hacer la paz requiere cambiar mentalidades, requiere cambiar actitudes, requiere persuadir a la gente que en lugar de odiar aprenda a perdonar, que en lugar de querer venganza pueda aceptar una reconciliación y eso es mucho más difícil porque eso toca muchas fibras muy sensibles.

 

Pero desde el primer momento yo estaba absolutamente convencido que ese era el puerto de destino, lo tenía clarísimo.

 

Y sí, han llegado huracanes, tormentas, tiburones, piratas, todo pero ahí seguimos perseverando, perseverando y vamos a llegar a ese puerto de destino.

 

Estamos cerca ya lo estamos viendo como cuando colon dijo, Tierra, ahí lo estamos viendo. La paz la estamos viendo ya.

 

Pero para eso y muchas veces el pan se quema en la puerta del horno, como en las dietas, los últimos kilos son los más difíciles.

 

Necesitamos ser muy consecuentes, muy conscientes de esta última fase.

 

¿En qué estamos?

 

Se los resumo en tres palabras. Estamos en este momento terminando el tema de las víctimas.

 

El tema de las víctimas es el de tema de cómo se van a respetar y a garantizar los derechos de las víctimas, como Alan Jara, él tiene, y todos los 7 millones de víctimas que están ya registradas, tienen el derecho a la verdad, el derecho a la reparación.

 

En verdad y reparación eso ya se está funcionando, ya se negoció como se va a garantizar que se diga la verdad. Y ya con la ley de víctimas y sustitución de tierras ya se comenzó a reparar.

 

Hemos reparado más de medio millón de víctimas. Al final de este año habremos reparado 590 mil víctimas, eso no ha sucedido en ningún país del mundo, nunca antes en ningún país se había reparado tantas víctimas y nos faltan muchas más.

 

El derecho a la no repetición, eso es relativamente fácil, es simplemente de casi de sentido común.

 

Y el derecho a la Justicia, que fue el punto más complicado. Y lo que acordamos en 23 de septiembre fue precisamente es como es que se va aplicar la justicia para que no haya impunidad, para que las víctimas digan: aquí hay un mínimo de justicia.

 

Porque muchas veces unas víctimas reclaman justicia, otras reclaman solamente verdad.

 

Estuvo hace un par de semanas una víctima que fue desplazada del Quindío y se fue para el Vichada, le mataron el papá, después le mataron el hermano y el otro hermano se fue a averiguar qué había pasado con los hermanos y desapareció, y después se fue esta víctima con su esposa y su dos hijitos a laborar en el campo y se fue por un caminito y piso una mina y le voló las dos piernas y parte de un brazo.

 

Yo charlando con él, porque después además lo desplazaron, porque él sabía quién había sido. Entonces se fue a otro sitio.

 

Y yo le preguntaba ¿usted sería capaz de darle la mano al responsable de ese sufrimiento suyo? Me dijo sí.

 

Y ¿con que condición? Y se quedó pensando y me dijo Presidente lo único que yo quiero es que me digan dónde está mi hermano desaparecido, con eso quedo contento.

 

A mí se me aguaron los ojos, porque eso es increíble. Solamente quieren que le digan dónde está su hermano, y eso es el caso de muchas víctimas, solamente quieren que les digan que paso con sus seres queridos, donde están y por qué hicieron lo que hicieron. Y con eso quedan en cierta forma reparados.

 

Entonces es un proceso que vamos diseñando el cómo se va a hacer eso, estamos a punto creo de terminar el punto de las víctimas.

 

Ya como ustedes saben acordamos el desarrollo rural, que toda esta llanura va ser un enorme beneficio, todo el campo colombiano va tener un enorme beneficio porque ahí lo que se negocio fue más inversión, más bienes públicos, más acceso de campesinos a la tierra sin necesidad de expropiar a nadie, más proyectos productivos.

 

Yodo ese posconflicto lo estamos ya diseñando y ahí también es otra área donde tenemos que trabajar muy de la mano con los Gobernadores, desde ya, bueno en esta zona, en el Valle del Cauca donde operaba (alias Pablo) ‘Catatumbo’, entonces toda esa zona de conflicto: ¿Qué vamos a hacer? ¿Cuáles son los proyectos productivos? ¿Cuáles son las carreteras, las vías terciarias que vamos a construir, qué colegios?

 

Tenemos que sentarnos. Miren y estamos ya sobre el terreno, ahí tenemos ya mucho avanzado pero eso hay que concretarlo, y ahí va a haber recursos y ahí va a haber inversión, y esas zonas que han sido deprimidas precisamente por presencia del conflicto nadie le había invertido, quien iba a invertir allá si eso estaba controlado por la guerrilla. Ahora hay una oportunidad de oro. Y así es la mitad de Colombia.

 

Pero tenemos que hacer eso. Entonces estamos terminamos lo de las víctimas y falta lo que hemos llamado la terminación del conflicto, el cese al fuego bilateral y definitivo, el desarme; cómo se van a desarmar, cómo se van a reintegrar a la vida civil.

 

No es muy difícil. Nosotros hemos reintegrado más de 53 mil combatientes entre paramilitares y guerrilleros, hoy en día no hay más de 8 mil hombres en armas en las Farc. Entonces reintegrar 8 mil no es un desafío demasiado grande.

Lo que es importante ahí, es poder negociar rápidamente los términos y los detalles del cese al fuego bilateral y definitivo. La guerrilla todos los días dice, es que el Presidente Santos no quiere el cese al fuego bilateral, yo les he dicho, sí lo quiero, pero lo quiero definitivo, porque hay una gran diferencia entre lo que ellos están pidiendo en este momento que es juguemos -usted se acuerda Ministro Iragorri cuando estaba chiquito que jugaba estatua- pues no podemos jugar ese juego porque ellos siguen extorsionando, ellos siguen delinquiendo, porque entre otras razones y entre otras preguntas, entonces de qué están viviendo.

Entonces, más bien sinceremos, sentémonos y negociemos todo y la cooperación internacional o el Estado colombiano los va alimentar y los va a sostener mientras estén en los sitios concentrados, para que también dejen de atacar a la población civil.

Ahí sí hay cese al fuego bilateral y definitivo, antes no, porque yo tengo la obligación como la tienen los miembros de las Fuerzas Militares y la Policía de proteger la vida, honra y bienes de los ciudadanos.

Yo no voy a permitir qué tal, no, juguemos estatua y sigan extorsionando a los ganaderos del Meta o siguen extorsionando a los productores de palma en Vichada, no señor, aquí es un cese al fuego y de hostilidades definitivo y lo que les he dicho es: aceleremos esa negociación. Estamos listos, allá tengo cinco generales de la República y un almirante, cinco generales y un almirante negociando eso. Estamos listos si ellos están dispuestos a acordar eso en dos semanas.

Por eso yo le propuse a ‘Timochenko’ que hiciéramos lo posible para que ese cese al fuego se pudiera negociar antes del 31 de diciembre y darles ese regalo de año nuevo a los colombianos. Y me respondieron, cosa que me ilusionó mucho, que no, que al 16 de diciembre para que también pasarán las navidades con ese cese al fuego bilateral y definitivo.

Le dije, listo.

Entonces, sigo totalmente interesado en acelerar las negociaciones, porque ese sí es el fin de la guerra definitiva.

Cuando terminemos ese punto del fin del conflicto y acabemos, que queda muy poquito de la parte de víctimas, ya podemos firmar el acuerdo final porque el tema de la profundización de la participación política ya está acordado, porque el tema del narcotráfico que es un tema muy importante, en estos últimos días, se ha agitado el tema de que se aumentaron los cultivos ilícitos, sí se aumentaron, pero no porque dejamos de asperjar, sí se aumentaron pero no porque dejamos de asperjar, porque nosotros dejamos de asperjar el 1° de octubre y el aumento de los cultivos fue anterior al 1° de octubre.

Todo lo contario, asperjamos inclusive más, lo que pasa es que aprendieron que no se asperjaba en los parques nacionales, en ciertas zonas, entonces se fueron trasladando hacía esos sitios donde era mucho más difícil acceder y erradicar los cultivos.

Pero estamos ya en una política mucho más efectiva, creo yo, y así va a ser. Una política integral, donde a los campesinos que están cultivando coca se les va a dar una alternativa real, no simplemente deje de producir coca y los dejo a su libre albedrio, pues porque de qué van a vivir.

Entonces le vamos a dar un cultivo alternativo, les vamos a comprar el cultivo. Les vamos a dar los proyectos productivos, la asistencia técnica. Y así vamos a sustituir los cultivos ilícitos por lícitos e inclusive, en el punto del narcotráfico, las Farc que hasta este momento lo que hacen es impedir eso, porque cada vez que va un soldado del general Rodríguez o un policía de la Unidad Antinarcóticos a erradicar, pues lo reciben o con francotiradores o con minas.

Pues eso en el acuerdo, en cierta forma, se cambia 180 grados. Eso va a tener un impacto muy positivo en el país porque, imagínense ustedes, el narcotráfico ha sido el combustible de toda la violencia en este país en los últimos 30 o 40 años, que la organización que más ha defendido el negocio porque de eso vivían.

Ellos dicen que ellos no eran narcotraficantes, que no son narcotraficantes pero que sí les cobran impuestos a los narcotraficantes que de eso financiaban su aparato militar. Que esa organización en cierta forma, se convierta en aliado del Estado para combatir el narcotráfico, pues es un cambio, realmente, dramático, dramático en lo positivo. Y eso es lo que también ya está negociado.

O sea que queda muy poquito, y la refrendación que es un compromiso que yo asumí desde el principio. Yo llevo cinco años en esto, el 19 de noviembre se cumplen los tres años desde que se anunció en Oslo (Noruega) el inicio del proceso, pero antes llevábamos casi dos años negociando secretamente la agenda.

Todo esto ha sido hecho con mucho cuidado, con mucho análisis, con mucha planeación, cada paso que hemos dado, no ha sido un paso improvisado, por eso hemos avanzado lo que hemos avanzado.

Entonces, desde ese momento, yo tomé la decisión, me advirtieron que no era necesario, que iba a ser complicado como iba a ser complicado el proceso mismo, el solo hecho de sentarse uno con las Farc es un desgaste por la impopularidad de las Farc y cuando uno comienza a hablar de beneficios para las Farc, pues el desgaste es a un mayor.

Y cuando habla de hablar en medio del conflicto, pues la gente dice, este Presidente cómo así que nos habla de paz y mire, ahí está la guerra. Entonces, quién paga los platos rotos, la credibilidad del Presidente.

Pero es el camino más correcto y dentro de esas condiciones, yo dije, para darle confianza al pueblo colombiano, que no vamos a regalar aquí nada, que no vamos a entregar el país, como dicen algunos, sino que vamos a negociar algo sensato, algo que realmente nos permita lograr una paz estable y duradera.

Pues yo ofrezco que cualquier acuerdo de los acuerdos, se sometan a una refrendación. Y estábamos buscando qué tipo de refrendación y entonces, se decidió por el plebiscito, el plebiscitó por qué, porque es mucho más lógico y mucho más fácil.

Si ustedes someten como algunos quieren todos los puntos del acuerdo a un referendo o a un plebiscitó, pues el senador Cristo pues yo sí acepto que se concentren pero no acepto que participen en política.

Yo sí acepto que los programas de desarrollo sean en los sitios de conflicto pero no acepto tal cosa, eso se vuelve imposible. Un tratado de paz es un paquete con cosas buenas y cosas menos buenas, pero es un paquete en donde hay que hacer un análisis de costo – beneficio.

El pueblo colombiano está dispuesto a pagar este precio por la paz, precio, por ejemplo, en materia de justicia, vamos a sacrificar esto de justicia para lograr la paz. ¿Frente a qué? Frente al costo de mantener la guerra 20 o 30 años más.

Ese es la decisión que el pueblo colombiano tiene que tomar y así se lo vamos a someter al pueblo colombiano. Ustedes, pueblo colombiano, cuando terminemos los acuerdos, tenemos que hacer una gran campaña de pedagogía explicando los acuerdos, porque yo les pregunto a ustedes aquí presentes, alcen la mano los que sean leído todos los acuerdos que hasta ahora han sido publicados.

Menos del 3 por ciento de los aquí presentes, el pueblo colombiano no sabe todavía qué es lo que se está negociando, ha sido muy desinformado además. Entonces, por eso hay que hacer una gran pedagogía, y después que el pueblo colombiano decida porque a eso me comprometí, no estando obligado a hacerlo.

Y eso le da legitimidad a todo lo que de ahí para delante se haga en materia de construcción de paz porque, lo hemos dicho muchas veces, estamos cerrando el conflicto, terminado el conflicto, silenciando los fusiles, pero la construcción de la paz, aquí en el Meta, en toda esta región que ha sido tan golpeada o en el sur del país, en Cauca, Nariño, todas las regiones que han sido tan golpeadas por el conflicto, ahí hay que reconstruir esas regiones en todo sentido.

O sea que la construcción de la paz comienza cuando terminemos el conflicto. Aunque en muchos sectores hemos ya comenzando, toda la inversión social eso es construir paz.

De manera que en eso estamos.

¿Qué le pido a los gobernadores entrantes? Ayúdenme en eso, ayúdenme a que ese plebiscitó, y les pido a todos ustedes, se convierta en ese punto de inflexión para el país, no es solamente ganar el plebiscitó, es que lo veamos como una gran oportunidad para este país, para dar un salto cualitativo en nuestro desarrollo.

Este país es un país muy rico, lleno de oportunidades y este conflicto ha sido un freno en nuestro desarrollo. Si vemos el fin del conflicto como una gran oportunidad de que todos nos unamos, y cuando digo todos, somos todos para poder hacer de este país un país mucho mejor, eso nos abre un horizonte infinito.

Entonces ese era otro favorcito que les quería pedir a los gobernadores entrantes y para que desde ya comencemos a diseñar el posconflcito en cada región.

Y a los gobernadores salientes, ustedes que han sido copartícipes de esto, ustedes que han sufrido conmigo todas esas vicisitudes del proceso, saben lo complicado que es, pero lo beneficioso que va a ser para sus regiones, también los invito a que sumen a esta causa, a esta gran campaña, a esta gran movilización, para convertir el fin del conflicto en ese gran salto cualitativo para nuestro país.

Muchas gracias.

DE CARA AL FUTURO

En un hecho inédito, en esta Cumbre Encuentro de las regiones se están dando cita los gobernadores y gobernadoras entrantes y salientes de todo el país, como una muestra palmaria del deseo y la voluntad de unos y de otros de propiciar un clima de formalidad y de entendimiento en los procesos de empalmes, sin sobresaltos ni traumatismos, entre las administraciones que concluyen su gestión el 31 de diciembre y las que asumirán a partir del 1º de enero entrante.

Read more

¿Quién es el dueño de la chequera?

Cuando Franco Ovalle, gobernador electo del Cesar, dijo que Vargas Lleras era su amigo personal y el dueño de la chequera (http://bit.ly/1NbyyLa), no se imaginó que, dos meses después, el presidente Santos le iba a recordar a todo el país, en una cumbre de gobernadores, que el verdadero dueño de la chequera y quien decide, en última instancia, las inversiones es el Presidente de la República.

Read more

Los más destacados

ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

26 May 2020 Opinión

EL DÍA DEL MAESTRO

14 May 2020 Opinión

EL MAMAGALLISMO OFICIAL

14 May 2020 Opinión

Sígueme en Facebook