Jun 07, 2020 Last Updated 2:45 PM, May 26, 2020

FALLECIÓ UN GRAN LÍDER

Categoría: Opinión
Visto: 81 times

Se nos fue el día de hoy, en medio de esta hora aciaga que vive el país, un gran líder, un gran amigo y un gran colombiano: Jaime Piedrahita Cardona, un paisa visceral, que llevaba la política en las venas, a él se le podía aplicar con justicia el aserto de Aristóteles, era un sol político, el que ahora se apaga sin eclipsarse con el fin de su periplo vital.

Al lado de él, como militante del MOIR, hice mis primeras armas en el ejercicio de la política partidista y me estrené en una contienda electoral, en la que fui electo, por primera vez, como Concejal de Medellín (1974-1976) en representación de la Unión Nacional de Oposición (UNO), imberbe aún, cuando apenas estaba terminando mi carrera de economista. 

Sólo él, para entonces caracterizado dirigente de la Alianza Nacional de Oposición (ANAPO), con su talante conciliador y su don de gentes, hizo posible que por primera y única vez el Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario (MOIR), dirigido por Francisco Mosquera y el Partido Comunista de Colombia (PCC), dirigido por Gilberto Vieira, que eran como el agua y el aceite, se aliaran e hicieran causa común, alrededor de su candidatura a la Presidencia de la República, una verdadera quijotada. Él se retiró de la política activa e hizo de Cartagena su nueva morada, para dedicarse a la lectura, al estudio, a la meditación y a compartir con sus mejores amigos sus preocupaciones por la suerte del país, que nunca le fue ajena.
Condensó en esta obra, Colombia, una revolución aplazada, sus vivencias, su visión y su vasta experiencia en su lucha feral en la política, en la cual concluye con mucho realismo que “nuestra historia ha sido una cadena constante de traiciones y frustraciones”.

“Esta obra condensa la vida de Jaime Piedrahita Cardona, pero es más una historia de Colombia vista a través de los ojos de un demócrata que con agudeza insiste en advertir que las transformaciones del país no han llegado donde el progreso nacional lo requiere, tal y como lo refleja el nombre de la obra: Colombia, una revolución siempre aplazada.
Por sus páginas pasa la gesta comunera, la independencia del yugo español, Gaitán, el fraude contra la ANAPO, las violencias que azotan el país, el neoliberalismo, y el Polo Democrático Alternativo, entre otros hechos de importancia. Y los acontecimientos se suceden, contados con un agradable estilo y por quien entendió bien el país en el que le tocó luchar, pues participó con relevancia en la liza política colombiana por muchos años y mantiene su interés por los asuntos nacionales, los que estudia y analiza con rigor intelectual. Quien lea esta obra ganará en comprensión sobre lo que es una visión democrática de la vida nacional” Tomado del texto

Cota, abril 6 de 2020
www.amylkaracosta.net


Los más destacados

ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

26 May 2020 Opinión

EL DÍA DEL MAESTRO

14 May 2020 Opinión

EL MAMAGALLISMO OFICIAL

14 May 2020 Opinión

Sígueme en Facebook