Nov 15, 2019 Last Updated 4:09 PM, Oct 28, 2019

CORTO CIRCUITO EN LA REGIÓN CARIBE

Categoría: Energía
Visto: 140 times

Según la Ley de Murphy, todo aquello que anda mal es susceptible de empeorar y este es el caso de ELECTRICARIBE. Pésima señal la que reciben sus usuarios con el oficio dirigido por el Centro Nacional de Operación (CNO) del Sistema Interconectado Nacional (SIN) a la Ministra de Minas y Energía María Fernanda Suárez, en el cual le solicitan declarar un racionamiento programado en toda la región Caribe, exceptuando al departamento del Atlántico. Es decir, que a los irresistibles racionamientos no programados a los que ya se está acostumbrado, con las constantes interrupciones y cortes intempestivos atribuidos a “mantenimientos”, ahora se le vendrían a sumar los racionamientos programados. 

La razón que se aduce para tomar esta medida extrema es el aumento desmedido de la demanda no atendida (DNA) como debe ser, demanda que en la región Caribe viene creciendo prácticamente al doble del promedio nacional, por encima del 5%. Se considera esta antipática medida por parte del CON como la “única medida alternativa desde el punto de vista técnico” para evitar el colapso del sistema regional, debido a las bajas tensiones y a la sobrecarga de las redes, una de las razones de la constante oscilación del voltaje que provoca el daño de los electrodomésticos de los usuarios.
Hace rato se sabe del agotamiento del Sistema de Transmisión Regional (STR) y el retraso de la ejecución de las obras, que han provocado la congestión y el atrapamiento de la energía, ante la incapacidad para que esta fluya y llegue hasta los usuarios finales. Ello ha provocado exorbitantes costos de restricción, los cuales terminan pagando los usuarios a través de sus facturas a través de la letra R del alfabeto, que es como se le identifica al establecer el costo unitario (CU) o tarifa de la energía que paga el usuario. Según cifras oficiales, entre enero y junio de este año esa R le ha venido costando al usuario $15 por kilovatio, para un acumulado de $431.825 millones.
Preocupa aún más saber que, es “cada vez es más frecuente, que desde la programación diaria de la operación del sistema o en la operación en tiempo real, sea necesario dar instrucción de desconexión de demanda en la región Caribe” y que “la magnitud de la demanda no atendida a desconectar pueden ser mayores”. Con lo cual se insinúa que los peores días para los usuarios de ELECTRICARIBE están por venir. Este hecho enturbia aún más el panorama, en momentos en los que se está en el conteo regresivo para escoger el nuevo operador de red para la región Caribe, para ver si es posible lograr que esta pesadilla termine. Qué horror!

Barranquilla, septiembre 16 de 2019
www.amylkaracosta.net


Los más destacados

Sígueme en Facebook