Oct 23, 2017 Last Updated 12:53 PM, Oct 9, 2017

DE LA FERIA AL SAQUEO

Categoría: 2000
Visto: 28 times

En forma premonitoria, alertamos al país sobre lo que se fraguaba entre las bambalinas del proceso de privatización de CORELCA. El 4 de agosto de 1998, en el transcurso de un debate que promovimos en la plenaria del Senado de la República , cuando dicho proceso aún estaba en ciernes, llamábamos la atención sobre su tortuoso curso, en el que se comprometía alegremente el patrimonio de toda la Costa Atlántica, habida cuenta que CORELCA era el fruto de su esfuerzo, merced a la sobretasa del 25%, que pagaron todos sus usuarios en la factura del servicio de electricidad. Pero pudo más el prurito privatizador a ultranza, que las potísimas razones esgrimidas a favor de la cautela con que se debía de proceder, después de estar advertidos de lo acontecido con la venta de Chivor, Betania, Termocartagena y Termotasajero, cuyos activos fueron feriados, con grave detrimento del interés público.

No obstante que la oferta de Inverlink ocupó el quinto y último lugar en el orden de elegibilidad, tanto en la calificación del PNUD como en la de la FEN, de la banca de inversión que tendría por encargo la valoración de la empresa para efectos de su enajenación, se recurrió a toda suerte de artilugios para escogerla, a pesar de ser la propuesta más onerosa (US$736.902 Vs. US$466.837, solo en la parte fija). Luego, Inverlink procedería a la valoración de los activos a transferir a los particulares, en virtud del “proceso de vinculación de gestión y capital privado al Grupo Corelca”, es decir de la capitalización, que fue el subterfugio que se ingeniaron para soslayar la aplicación de las Leyes 226/95, Art.23 y 334/96, Art.40, que prevé la inversión en la región del 10% del valor de la venta. Luego de conocer los resultados de la investigación de la Contraloría general de la República, comprobamos que nuestros temores no eran infundados: luego de la remoción del entonces Superintendente de Servicios Públicos, José Ricardo Tafur, por su tozudez en defender una adecuada valoración de los activos de las electrificadoras subsidiarias de CORELCA, Inverlink quedó con las manos libres para subvalorarlos ostensiblemente, con una diferencia de $266.034.6 millones respecto al avalúo comercial de los mismos, la cual se constituye en un grave menoscavo de los intereses del Estado. De este modo, la distribución de CORELCA se vendió a precio de gallina flaca! Se repite, pues, la historia de los procesos anteriores, en los que la misma Inverlink había agenciado los intereses del Estado y, pese a ello, se persiste en semejante desaguisado, toda vez que es la misma banca de inversión la que tiene entre manos la venta de ISA e ISAGEN.

Pero, bien se ha dicho que lo que mal empieza, mal termina y, en efecto, es lo que ha acontecido en este caso. Luego de la tramposa “capitalización”, se constituirían dos nuevas empresas, Electricaribe y Electrocosta, a las cuales se les trasladaron los principales activos ya subvalorados y algunos de los pasivos de las empresas subsidiarias, las cuales entraron en un proceso de liquidación, quedándoles a estas solo el cascarón y el arrume de chatarra. Se procedió, entonces, a nombrar a la Doctora Marlén Valderrama como Intendente liquidadora de ellas, quien luego de montar su tinglado, a través de los gerentes liquidadores, se dedicó al saqueo y al pillaje, tomando a las empresas por codiciado botín, al punto que hasta la fecha, según lo ha comprobado la Contraloría, faltando todavía el examen de dos de ellas (Córdoba y Magdalena), la defraudación se estima en $20.387.1 millones y puede llegar a superar los $100.000 millones, por cuenta de pagos sin soportes, conciliaciones indebidas, sobrecostos, sobreprecios, pérdida de elementos, asesorías y contratos innecesarios. A guisa de ejemplo, un solo contrato, el del abogado Marino Zuluaga, protector y protegido de la Intendente, porque favor con favor se paga, asciende a la friolera de $3.169.275.997 en el transcurso de solo siete meses! Y éste es solo la punta del iceberg, que plantea la necesidad de develar la trama completa y los tramoyistas de alto coturno que estan detrás de este punible ayuntamiento. Esta es una valiosa oportunidad, para que el Presidente cumpla su promesa de ser implacable con los actos de corrupción en su Gobierno. En este caso no necesita del espejo retrovisor, por que están a la vista por el vidrio panorámico.

“Siquiera se murieron los abue-
los, sin sospechar el vergonzo-
so eclipse” Jorge Robledo O
Amylkar D. Acosta M


Santafé de Bogotá, Marzo 16/2.000
www.amylkaracosta.com

 

 


Los más destacados

EL POPULISMO AL ACECHO

13 Sep 2017 Opinión

DEMOS EL PRIMER PASO

04 Sep 2017 Opinión

A NIVELAR LA CANCHA

28 Ago 2017 La Guajira

CAMBIO DE TIMONEL EN ECOPETROL

22 Ago 2017 Economía Nacional

Sígueme en Facebook