Dec 13, 2019 Last Updated 4:09 PM, Oct 28, 2019

COMO VAMOS, VAMOS MAL

Categoría: 1999
Visto: 614 times

La Misión del Fondo monetario internacional, llegó al País pisando duro y haciendo acto de contrición, más no propósito de enmienda. En momentos en que entre el Minhacienda, Dr. Juan Camilo Restrepo y La Junta directiva del banco de la República, estrangulaban la economía, abocándola a una recesión sin precedentes, el Director de la Misión, Oleg Krongli, les advierte que no es recomendable un mayor "apretón", en vista de la recesión que padece la economía, con un lánguido crecimiento del PIB(producto interno bruto) de solo 0.6% el año pasado. Claro que esta actitud del FMI, responde a la admonición del Secretario del tesoro de los EEUU, Robert Rubin, que no dudó en recomendarle, recientemente,"tomar en consideración el impacto de sus propuestas fiscales, sobre el gasto social y asegurarse de que los presupuestos, para programas sociales, como salud y educación, se mantienen, o no se reducen desproporcionadamente, incluso durante los períodos de reducción del gasto público”.

Pues, resulta que fueron ellos mismos, los que le formularon la receta, que el Gobierno venía, obedientemente, aplicándole a la economía, resultando, a la postre, peor el remedio que la enfermedad. Fue el FMI, quien les recomendó a los Ministros de finanzas de la región, como antes se lo habían recomendado también a los tigres Asiáticos, que mantuvieran las tasas de interés por las nubes, que mantuvieran, a cualquier precio, sus tasas de cambio( en el caso de Colombia, la fatídica banda cambiaria) y que simplemente esperaran, que la infalible ley del mercado, se encargaba del resto. De esta manera, merced a la miopía, de un Estado alcabalero e improvidente, íbamos con los ojos abiertos, camino al precipicio. De allí, que tuviéramos que esperar a que Jeffrey Sachs, uno de los gurú de la economía mundial alertara al País, para que el equipo económico del Gobierno se espabilara. Fue éste su enjundioso concepto: Mi impresión es que el FMI ha dado malos consejos y que no ha ayudado a ninguno de los mercados emergentes a mantenerse fuera de la recesión, lo cual debería ser una de sus funciones principales".Claro, que mucho antes que Sachs, ya el propio Banco mundial, hermano siamés del FMI, le había jalado la oreja éste, en una dura reprimenda, por su estrepitoso fracaso en el Asia, en Rusia y últimamente en Brasil, siempre ensayando los mismos brebajes, responsabilizándolo, además, de tales fracasos. Así, lo planteó el Banco Mundial, en su último informe a la Asamblea de Gobernadores del mismo: "Esas estrategias, tuvieron resultados contraproducentes.

Si bien, se logró la estabilización de las tasas de cambio, ese objetivo, ha tenido un alto costo: sumir a los Países en recesiones profundas, con muy altos niveles de desempleo".Como dicen en las películas, cualquier parecido con nuestra realidad, es pura coincidencia. Y todavía el Gobierno, especialmente el Ministro de hacienda, saca pecho, `porque el FMI, ese mismo, que viene de fiasco en fiasco, le dice que" Colombia va bien encaminada" Y en qué fundamenta el FMI su optimismo? En un espejismo. Pues, según este organismo, "Colombia, ha logrado un avance muy importante en la reducción del déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos". Pero, cuál es la verdad verdadera? Si el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos(importaciones mayores que las exportaciones),ello sobreviene a causa del desplome de las importaciones y no propiamente, por la dinámica de nuestro sector exportador. Resulta que el renglón exportador, tuvo en 1998 el peor año de la última década y ya, en los dos primeros meses de este año, retrocedieron el 12.3%; solo que las importaciones, también vienen en caída libre, en forma más que proporcional al de las exportaciones, cayendo, a febrero de este año, un 36.3%.

El resultado, a primera vista, resulta espectacular: Un déficit de sólo US $37 millones, es decir, apenas el 5% del déficit en el mismo periodo, para el año 98.Pero, dicho resultado, se torna descorazonador, cuando constatamos, que el desplome, tanto de las exportaciones, como de las importaciones, obedece a un ostensible bajonazo de la actividad `productiva, que conlleva desempleo y éste , a su vez, se concatena, con una sensible paga de la demanda final y se cierra el círculo infernal, con el descenso de materias primas y maquinarias. Y lo más grave, es que las perspectivas no son alentadoras. El propio Planeación nacional (DNP), antes de finalizar el primer trimestre, ya había revisado su meta de crecimiento, para este año, al bajarla, del 2% a solo 1.5%. Sin embargo, coinciden los analistas nacionales y extranjeros, en que, a lo sumo, tendremos un crecimiento del 1%.Es de destacar, que uno de los más agudos observadores de la realidad económica del País, Javier Fernández Rivas, pronostica para 1999, como el escenario más probable, que el PIB(producto interno bruto) tendrá un decrecimiento de 0.7%.Es decir, estamos a punto de lograr el cambio: por primera vez, en mas de 60 años, que hemos tenido de crecimiento continuo, ininterrumpido, Colombia tendría un crecimiento negativo. Es decir, vamos de la recesión, camino a la depresión económica...y todos tan contentos!


Los más destacados

Sígueme en Facebook