Oct 23, 2017 Last Updated 12:53 PM, Oct 9, 2017

DE LA CIMA A LA SIMA

Categoría: 1999
Visto: 79 times

Resulta paradójico, que el presidente elegido con la más copiosa votación, sea, justamente, el que mayor frustración ha dado a los colombianos de toda condición. Parece inverosímil, que la misma firma encuestadora, que vaticinó, interesadamente, el triunfo de Pastrana, sea la que, antes de concluir éste, su primer año de Gobierno, le revele al país, como conclusión de un sondeo reciente de opinión que "el dato más contundente, es que el Presidente Pastrana, tiene una imagen desfavorable superior a la de cualquier personaje de la vida pública nacional, solo superada por la de los principales actores de la violencia: Castaño, Gabino y Tirofijo". Pero, no es para menos, después de un año largo, de errores y desatinos, durante el cual el gobierno no ha dado traza de saber para dónde va y los altos funcionarios del estado actúan sin orden ni concierto.

Ya, al cumplirse los primeros cien días de la actual administración, el diario El tiempo, titulaba, premonitoriamente, su apostilla editorial, al referirse a los inicios de este cuatrienio "ni fu, ni fa". De entonces a hoy, el cambio prometido se ha cumplido, pero para empeorar. En Colombia, donde es tan difícil alcanzar consensos, pocas veces habían coincidido tantos y tan disímiles voceros de la opinión nacional, al momento de calificar el desempeño del primer mandatario, como desastroso. La suma de nuestros infortunios no tiene par: durante este primer año han perdido su empleo en Colombia, según el DANE, 300 mil Colombianos; la pauperización creciente, le ha significado al país sumar 1.800.000 pobres mas, en sus estadísticas; en el transcurso del primer semestre de este año, se ha revisado, hacia la baja, la meta de crecimiento tres veces, hasta que, finalmente, en las cifras que le presenta al F.M.I, se resigna a un decrecimiento del PIB de –2%; por primera vez en nuestro historia, caemos en las garras del F.M.I, con todas sus consecuencias; el índice de sufrimiento (IPC mas Tasa de desempleo) sobrepasa el 31%, lo cual sitúa al país en uno de los lugares más bajos, en bienestar social, de A.L, en "donde los pobres no comen, los ricos no duermen y la clase media no vive"; con una economía postrada, en donde en el último semestre, 75 empresas han entrado en liquidación y otras 95 están en concordato.

Mientras tanto, el proceso de paz, en el que el gobierno había cifrado todas sus esperanzas, está empantanado en los vericuetos de las mutuas recriminaciones entre el Gobierno y la guerrilla, en una porfía de nunca acabar, sobre la conformación de una comisión de verificación internacional, que ni siquiera se sabe qué va a verificar, por que nada claro ha sido el gobierno con el país, pues como afirma uno de sus tantos amigos desilusionados "al presidente que quisiéramos ofrecer nuestra confianza, es el mismo que, a menudo, nos pone a desconfiar. El hombre que quisiéramos acompañar, es el mismo que dice ‘quite de ahí, que yo gobierno solo’". No estamos, entonces exagerando, es que la realidad misma es exagerada. Y cuando el país espera del Presidente una gran convocatoria, en procura de salvar a la nación, que se hunde, en medio del desconcierto y la estupefacción, él sigue impertérrito, íngrimo e imperturbable, en su torre de marfil, mientras los problemas se agravan, se agudizan y se acentúan, lamentándose de que "ni siquiera nuestros padres vivieron una crisis semejante; se tendría que devolver uno a comienzos de siglo.

Los Colombianos nunca habíamos tocado verdaderamente fondo, como en este momento".Es como si el país estuviera condenado a sucumbir en sus manos, por encima de sus posibilidades, pues, como lo afirma Juan Velit, del Instituto de estudios internacionales de la Universidad Católica de Chile "la voluntad política del Presidente Pastrana sobrepasa a sus capacidades de estadista". Ojalá que no estemos tarde, para evitar que nuestro país se llegue a deschavetar, como ya le pasó a Venezuela, por el desgobierno de un Estado bobalicón. Esto, no lo decimos a humo de paja, es que nunca antes se habían esfumado tantas ilusiones, de tanta gente, en tan poco tiempo!

Madrid, agosto 9 de 1999


Los más destacados

EL POPULISMO AL ACECHO

13 Sep 2017 Opinión

DEMOS EL PRIMER PASO

04 Sep 2017 Opinión

A NIVELAR LA CANCHA

28 Ago 2017 La Guajira

CAMBIO DE TIMONEL EN ECOPETROL

22 Ago 2017 Economía Nacional

Sígueme en Facebook