Apr 19, 2021 Last Updated 8:27 PM, Mar 30, 2021

El nuevo cargo de Amylkar Acosta

Categoría: Opinión
Visto: 752 times

Amylkar Acosta, ministro de Minas y Energía en el primer mandato del presidente Juan Manuel Santos, ha sido elegido nuevo director de la Federación Nacional de Departamentos.

Acosta, economista de profesión y varias veces senador de la República, es un guajiro muy estudioso de su tierra y de la Región Caribe en general, y por ello, en principio, su designación constituye una buena noticia para la Costa. Evidentemente, habrá que esperar el desarrollo de su gestión para hacer una valoración cabal de la misma.

Le esperan al exministro numerosos desafíos. El primero, conseguir que la organización que pasa a dirigir aumente su notoriedad en la esfera pública: la Federación Nacional de Departamentos apenas carece de proyección y, salvo casos excepcionales, solo salta a la primera plana de los diarios (y seguramente no de todos) cuando los 32 gobernadores del país eligen al nuevo director, como sucedió ayer en la 79° asamblea de gobernadores celebrada en Manizales.

Sin embargo, si se considera que el país acometerá más temprano que tarde un proceso de descentralización real, la Federación de Departamentos está llamada a  desempeñar un papel más relevante del que ahora tiene. De esto, el exministro Acosta parece tener una clara conciencia, puesto que, en declaraciones a EL HERALDO tras su nombramiento, anunció ayer que una de las tareas centrales de su mandato consistirá en fomentar la descentralización administrativa del país y, al mismo tiempo, la integración entre departamentos.

El presidente Santos ha expresado en diversos momentos su compromiso con la descentralización.  Lo hizo con particular elocuencia al anunciar la gran remodelación ministerial de septiembre de 2013, y lo reiteró tras ganar de manera apretada las últimas elecciones presidenciales con el apoyo de algunas regiones, muy en particular de la Costa Atlántica.

Pese a todo, Colombia  sigue siendo un país  excesivamente centralista, de modo que en este terreno el flamante director de la Federación de Departamentos tiene por delante una ardua tarea.

La primera oportunidad para ponerse a prueba la tendrá el exministro de inmediato, ya que el Gobierno central se encuentra en plena elaboración del Plan de Desarrollo Nacional que determinará  la orientación de las inversiones públicas en el próximo cuatrienio.

El Departamento Nacional de Planeación, DNP, que encabeza Simón Gaviria, ha constituido para tal efecto cinco mesas de trabajo, y el proyecto resultante lo presentará al Congreso de la República al inicio de sesiones el año próximo.

Acosta ha destacado también entre sus prioridades ‘aterrizar’ el posconflicto en las regiones. Un objetivo fundamental, porque, si el actual proceso de paz llega a buen puerto, está claro que los esfuerzos tendrán que centrarse en los territorios que más han padecido la violencia de los grupos armados ilegales.

El exministro de Minas tiene, además, la misión de que el presidente Santos cumpla sus promesas de campaña, algo muy complicado si se considera el enorme déficit que arrastran las cuentas públicas. La Región Caribe, en concreto, espera que le aseguren la financiación de varias obras trascendentales de infraestructura, muchas de las cuales solo cuentan con recursos para el presupuesto de 2015, pero no para vigencias futuras.

Como se ve, al exministro Acosta le aguardan grandes retos, tarea para la que le deseamos  la mejor de las suertes desde este periódico.


Los más destacados

EL RELOJ DEL APOCALÍPSIS

30 Mar 2021 Opinión

EL AGUA EN WALL STREET

30 Mar 2021 Opinión

EL TENOR DEL VALLENATO

11 Mar 2021 Opinión

Sígueme en Facebook