Nov 21, 2019 Last Updated 4:09 PM, Oct 28, 2019

UNA SALIDA A LA ENCRUCIJADA DE ELECTRICARIBE (A MANERA DE PROPUESTA)

Categoría: Energía
Visto: 418 times

“Ya sabemos que los gobernadores del Caribe no tienen una opción concreta para reemplazar a ELECTRICARIBE y que cuando hablan de prescindir de sus servicios lo hacen apenas con el deseo, ya que es una empresa privada a la que habría que comprarle sus activos y no hay aún compradores conocidos, así que estamos en las mismas.

Se necesita más sinceridad de ELECTRICARIBE para anunciar un cronograma de inversiones palpables en su red y más lealtad del Estado para pagarle a la empresa lo que le debe, o jamás saldremos del círculo vicioso de que no hay buen servicio porque no le pagan a la empresa, y no le pagan porque no hay buen servicio”. El Universal. Mayo, 22 de 2016

PUNTO DE PARTIDA.- Partimos de la base de que tenemos claridad del diagnóstico de la problemática que afrontan los 2´600.000 usuarios de ELECTRICARIBE, esto implica efectos sobre cerca de 10 millones de colombianoS. Poder tener claro qué causas son estructurales y cuáles son coyunturales, es hoy un frontera difícil de establecer, ya que sus efectos al final tienen en riesgo la prestación y continuidad del servicio de energía eléctrica, esto es importante ya que lleva a una reflexión mayor y es que el estado es el responsable de última instancia para la prestación de un servicio público esencial, lo anterior plasmado en la Ley 142 de servicios públicos. 

En el año 2013 se contrató una consultoría especializada, que encabezó la ex directora ejecutiva de la CREG doctora Carmenza Chahín , la cual concluyó que la causa del pésimo servicio que presta ELECTRICARIBE como operador de red del sistema eléctrico de la región Caribe es estructural y en ello coincide el propio Gerente de la empresa José García SanLeandro en entrevista reciente con La silla vacía . Además de las fallas que acusa la gestión de la empresa, de sus dificultades financieras, de sus limitaciones en la capacidad de ejecución de los proyectos a su cargo y sus enormes falencias en el mantenimiento de las redes, así como en la atención al usuario, han colmado la paciencia de sus resignados usuarios. 
No obstante, es incuestionable que la causa fundamental del creciente deterioro en la calidad de la prestación del servicio del fluido eléctrico radica en el rezago histórico en las inversiones que han debido hacerse en su momento y no se hicieron. Y mientras tanto la demanda por energía en la región crece a un ritmo del 7%, que supera el crecimiento promedio a nivel nacional, que es del 4.2%. Ello, sumado a la obsolescencia de redes e instalaciones eléctricas, ha sometido a las subestaciones, transformadores, compensadores y redes a un gran estrés por recarga, lo cual provoca continuos cortes, interrupciones y altibajos en el voltaje. A ello se viene a añadir el medio ambiente salino, el cual impregna las redes de distribución y los herrajes provocando cortos espontáneos, máxime cuando no se lavan y se les da el mantenimiento debido. 
LAS INVERSIONES NO DAN ESPERA.- Por lo tanto, la solución de esta problemática pasa por un ambicioso plan de inversiones en aquellos proyectos que ya fueron priorizados a través del Plan5Caribe y cuya celeridad en su ejecución es imperiosa, para lo cual propusimos en la Cumbre energética del Caribe el pasado 14 de enero y fue acogida por el Presidente Juan Manuel Santos que dicho paquete de obras sea considerado como de interés estratégico nacional (PINE), para lo cual debe ser expedido a la mayor brevedad un Documento CONPES. Aquellos proyectos que corresponden al Sistema la de Transmisión Nacional (STN) y las del Sistema de Transmisión Regional (STR), que son objeto de convocatorias por parte de la UPME no tienen problemas para su financiación pues ellas las terminan pagando los usuarios vía tarifas. 
ELECTRICARIBE SIN CAPACIDAD DE INVERSIÓN NI DE EJECUCIÓN.- Pero, complementariamente a los proyectos anteriores se requieren inversiones en las redes de transmisión y distribución locales, las cuales deben ser asumidas por parte del operador de red, en este caso ELECTRICARIBE. Y allí es en donde la ejecución del Plan5 Caribe empieza a cojear, tanto por la incapacidad del operador para invertir $1.1 billones de los $5.1 billones que cuesta dicho Plan, como por su limitada capacidad de ejecución que se ha demostrado hasta la saciedad. Lo ha reconocido el propio Gerente de ELECTRICARIBE, admite que “si la compañía después de más de 15 años de estarlo haciendo no ha podido volver a invertir, es porque algo debe de estar fallando” y añade: “la realidad es que la compañía no puede hacer más inversiones porque el sistema financiero se convierte en deficitario” . Al referirse al mantenimiento de las redes, afirma que “hacemos lo que el déficit de caja nos permite” . Y se pregunta, “qué tiene que hacer la compañía” y él mismo se responde: “recurrir a terceros para que le preste plata. Y llega un momento en que el banco dice que la capacidad de caja no permite más endeudamiento” . Y no es para menos, la deuda de ELECTRICARIBE con los bancos se aproxima a los $2 billones y el vencimiento de la misma se concentra, en más de un 70%, en los años 2016 y 2017. Ante esta sin salida de la empresa, el Presidente Santos demandó de la matriz de ELECTRICARIBE, Gas Natural – Fenosa, capitalizarla y la respuesta nos la dio el Gerente García: “cómo va a meter plata en un negocio en el que está es tapando un agujero” , atribuido por parte de ELECTRICARIBE a mala calidad de su cartera. Según ellos, “el 56% de la gente en la Costa nos debe una factura” . Por ello lo descartan de plano. 
Pero la situación se agrava cuando se comprueba, como lo ha hecho la Contraloría General de la República (CGR), la incapacidad de ELECTRICARIBE para ejecutar las inversiones, que por ser el operador de red son de su incumbencia. Nos referimos a los recursos provenientes del Programa de Normalización de Redes Eléctricas (PRONE) y del Fondo de Apoyo Financiero para la Energización de Zonas Rurales Interconectadas (FAER), de los cuales históricamente se han venido destinando a la región Caribe el 80%, aproximadamente. Según Informe reciente de la CGR, de un total de $404.453 millones destinados por el Ministerio de Minas y Energía de dichos fondos en 2008 y entre el 2011 y el 2014, se habían dejado de ejecutar al corte de diciembre pasado $93.043 millones. 
ALTERNATIVAS.- A los problemas anteriores se viene a sumar un problema que a estas alturas se torna insalvable y es la pésima reputación de ELECTRICARIBE entre sus usuarios y entre las autoridades, lo cual ha llevado a estas a plantear un cambio de operador, lo cual se dificulta por el régimen legal y regulatorio vigentes. No es factible, unilateralmente, de la noche a la mañana decirle a ELECTRICARIBE que ya no va más y que llega otro operador en su reemplazo. Como lo afirma el Gerente de ELECTRICARIBE, refiriéndose al Sistema eléctrico regional, “los activos que hay en la Costa son de ELECTRICARIBE y el que los quiera usar lo puede hacer de dos maneras: o comprándonos o pagándonos peaje”. Con ELECTRICARIBE tenemos que contar, qué le vamos a hacer, pues como solemos decir los economistas, no hay almuerzo gratis. 
Ante esta situación se han planteado otras alternativas, la más socorrida de todas es la intervención por parte de la Superintendencia de Servicios públicas. Esta puede ser con fines de administración o con fines de liquidación . En ambos casos tiene sus inconvenientes que la hacen inviable a corto o mediano plazo y puede resultar peor el remedio que la enfermedad, esto es importante destacar ya que los procesos de intervención para los prestadores de servicio de última instancia, no han dado resultado en menos de 5 años, como es el caso de EMCALI, el cual al final fue regresado a sus dueños y a ala fecha sigue con faltas que ponen en riesgo la prestación del servicio. En el caso de la intervención con fines de administración, no se puede olvidar que los pasivos de la compañía son muy altos y que también incluyen aspectos laborales de alta complejidad, en adición las obligaciones comerciales de la compra de energía (que de hecho solo tiene compromisos de contratos para el mercado regulado hasta el 2017) exigen esfuerzos importantes y un incumplimiento compromete la sostenibilidad del sistema eléctrico colombiano. Ahora bien, en caso de una intervención con fines de liquidación debe ser visto inexorablemente con toda la masa de acreedores y estos dineros deben ser identificados para lo que sería un proceso liquidatorio, teniendo en cuenta lo que significa esto para la prestación y continuidad del servicio, pero como sería tener las causales de una intervención, donde los méritos aún no se cumplen a cabalidad ni en su totalidad, ya que el servicio es pésimo, pero se cumple así sea de forma parcial, el tema no es tan simple ya que hoy la infraestructura tiene un dueño y por ende un capital asociado.
Lo anterior motiva a realizar dos reflexiones: primera, la intervención no garantiza una prospectiva futura de corto plazo, ya que el máximo logro seria sobrellevar el sistema eléctrico y comercial del actual Electricaribe; segundo, por lo critico del tema se pueden generar escenarios de solución empresarial, que eventualmente sería el objeto final de una intervención.
Es claro que la situación planteada está llegando peligrosamente a los límites máximos de tolerancia y por ende las decisiones no pueden dilatarse por más tiempo, por tal motivo merece la pena el inicio de una formulación conjunta, con una estructuración por parte de una banca de inversión de una propuesta encaminada a garantizar el mejoramiento sustancial de la calidad de la prestación del servicio, garantizando la calidad, la eficiencia, la continuidad y la equidad del mismo, como lo manda la Ley. Para esto se requiere de la elaboración de un documento CONPES que defina la mejor política pública para el servicio de energía eléctrica en el Caribe colombiano, que consulte la especificidad de este mercado.

ESTRUCTURACION DE UNA SOLUCIÓN EMPRESARIAL: las gobernaciones con el apoyo de una banca de inversión experta en el tema, la SSPD liderada por el DNP y el gobierno con la participación de MINMINAS y MINHACIENDA deberán buscar un modelo de vinculación de capital para la estabilización y fortalecimiento del sistema eléctrico y el mercado a atender. Ello, a través de un gestor – operador de la red que hoy opera ELECTRICARIBE. Única manera, a nuestro juicio, de salir del punto muerto en el que hoy estamos, sin que se avizore una solución. Este debe de ser un propósito de todos. Uno de los beneficios importantes que nos puede reportar el contar con un gestor – operador con mejor reputación de ELECTRICARIBE es la posibilidad de rescatar a los usuarios no regulados, de los cuales más del 54% han optado por otras empresas comercializadoras distintas a ELECTRICARIBE por falta de confianza en esta para abastecerse del fluido eléctrico.

CRONOGRAMA DE IMPLEMENTACIÓN: Debe contarse con un tablero de control que le haga un seguimiento y permita un control estricto de la implementación de esta propuesta. Ello amerita contar con un Gerente o Coordinador del proceso, ya que hasta la fecha las fallas institucionales son evidentes y parte de las dificultades encontradas, la falta de coordinación y de liderazgo han generado una alta desinformación que no ayuda en la búsqueda de soluciones.

CONDICIONES Y CAPACIDADES TÉCNICAS: Contemplar la posibilidad de contar con uno o más gestores de red, según lo recomiende la Banca de inversión contratada. Se podría contar con dos o más operadores de gestión expertos y con capacidad y experiencia en la prestación de servicios públicos, con condiciones eléctricas establecidas. Este deberá ser el inicio de una solución, durante esta transición podrá acompasar el dueño actual de los activos y los activos entrantes.

RENTA DE LA INFRAESTRUCTURA: la definición de un canon de arrendamiento es esencial, sin embargo hoy el país tiene modelos exitosos en este tema, como es el caso de Chocó y Cauca, este monto de renta deberá reconocer los pasivos existentes, contingentes del modelo actual, más una rentabilidad racional para el dueño del activo.

INVERSIONES OBLIGATORIAS: Se requiere un plan de inversiones como parte de la oferta del operador entrante, donde se debe tener un perfil de las mismas en función de los tiempos de ejecución.

FONDOS DE LA NACIÓN: Los PRONES y el FAER, deben tener un seguimiento de aplicación ya que se convierte en un tema de buen salvamento para la parte comercial y el manejo de los mercados de difícil gestión. Insistimos en la importancia de seguir avante en el ejercicio de ingeniería financiera que permita constituir un capital autónomo con las vigencias futuras de los recursos del PRONE y el FAER, ya sea mediante su pignoración, titularización o cualquier otra alternativa. Para ello estamos dando los primeros pasos con el apoyo de USAID y esperamos contar muy pronto con una propuesta concreta para operacionalizarlo.

EXPANSIÓN DEL SISTEMA, INDICADORES DE GESTIÓN DE CALIDAD Y PÉRDIDAS DEL SISTEMA ELÉCTRICO: Esto se debe coordinar con el PLAN DE GESTIÓN impuesto por parte de la SSPD, que deberá mantener y fortalecer la Delegación especial que para tal efecto ordenó el Presidente Santos. Un complemento necesario de esta solución es la adecuación de las normas regulatorias, de tal modo que estas consulten la realidad y la atipicidad del mercado al cual sirve ELECTRICARIBE. En este frente es fundamental revisar la fórmula de cálculo de la tarifa al consumidor final, en la que el costo de generación representa aproximadamente el 44% en el caso del Caribe y este resulta mucho más elevado en la región Caribe que en el resto del país.

En su momento, la primera decisión tomada en conjunto por parte de los gobernadores del Caribe fue escalar la consideración de la problemática de ELECTRICARIBE al nivel presidencial y por ello se convocó la Cumbre Energética del Caribe que presidió el Presidente Santos y allí quedó en claro la necesidad de una interlocución directa por parte de él Gas Natural – Fenosa, única manera de desatar el nudo gordiano que hasta entonces había impedido encontrarle una salida a esta encrucijada. Es claro, además, que para encontrar esta salida es necesario dar con la solución apropiada y esta es una especie de rompecabezas y, como es obvio, para poder armar el rompecabezas es preciso contar con toda se podrás las piezas del mismo, con una sola que haga falta es imposible armarlo. Esto para decir que sólo con la participación e inclusión de todas las partes, lideradas por el Presidente Santos, se le podrá encontrar la salida a esta encrucijada. Se requiere emplearnos a fondo para ello, sólo contando con todas las energías de todos ello será posible.

 

Amylkar D. Acosta Medina
Director ejecutivo
Federación Nacional de Departamentos

Cartagena de Indias, mayo 26 de 2016
www.fnd.org.co


Los más destacados

Sígueme en Facebook